Buscar
  • gustavoferrato

ENCUENTRA TU MISIÓN.

By Rodrigo Antonio Seguí Ramírez Valenzuela - Mérida, México.


Mi nombre es Rodrigo Antonio Seguí Ramírez Valenzuela, recuerdo bien que de pequeño no me agradaba tanto mi segundo nombre, pero hoy en día lo llevo como un escudo.

Nací en Mérida en una familia en donde los seguros siempre han estado presentes, desde 1955 por mi ídolo y el de toda mi familia paterna Don Antonio Seguí Moguel (QEPD), si él no hubiera tomado la decisión de emprender en seguros, no tengo idea en donde estaríamos parados hoy.


Vengo de pasar cosas muy difíciles en temas de salud, en el año 2014 a mi madre le detectaron cáncer y fue un golpe bastante duro para mí y toda mi familia en general, esto nos hizo más fuertes y hoy en día gracias a Dios, mi familia, amigos y a la gran mentalidad que tiene mi madre ya está totalmente limpia de cáncer.


Pasaron unos años y me tocó a mí. En el 2017 me iban a realizar una operación la cual yo había estado esperando durante hace varios años. No se pudo dar debido a que se me detectó una semana antes del evento una enfermedad en la sangre llamada síndrome de anti fosfolípidos junto con una trombosis venosa profunda en las piernas. Se los pongo en éstos términos, si me hubieran realizado la operación y no hubiesen descubierto el síndrome, mi vida habría corrido muchísimo riesgo según los médicos.


Pasé por momentos de desmotivación enormes, y comprendí que a la enfermedad me la voy a cargar de por vida, ya no se quita, solo se controla. Una de mis mayores decepciones es que me priva de jugar fútbol, una de mis pasiones más grandes.

Pero aprendí que tenemos que encontrar otras pasiones, otros motores, y con todo esto en mi contra, lo pude encontrar, me concentré en vender, en disfrutar la venta, y justamente una de las profesiones más difíciles que quizás exista, fue la que me dio todo, ser agente de seguros, esto lo que me mantiene feliz y motivado todos los días.


Me motiva porque encontré mi misión, supe que podría salvar familias enteras, y más aún cuando recuerdo que en nuestro caso hemos salido adelante gracias a una póliza de seguros.


Y les quiero decir algo, por mi experiencia, no importa lo que vendas, tu vendes y estas en la profesión de ventas por algo, no lo dejes pasar.

Hay veces en donde entra el temor de hacer la llamada y eso lo sabemos todos, pero ten en cuenta que puedes ser el superhéroe de alguien por contactarlo.

Haz esa llamada a la persona que quieres contactar o los que te refirieron, pues los “no” ya los tenemos seguros.


Nuestra batalla es dejarle en claro al cliente lo que tu servicio o producto puede llegar a hacer por él.

Y si caes, no te detengas y continua marchando, a veces es difícil ayudar a alguien que no pone de su parte.


Lo que le paso a mi madre y a mí, me motiva a poder decir que tengo una misión muy importante en esta vida, que por algo sigo aquí en esta actividad y tengo que moverme, y mi visión es que todas las personas merecen conocer que un seguro puede ser una de las mejores adquisiciones en sus vidas.


Hoy tengo 23 años, tengo la gran fortuna de ser agente de seguros y a pesar de mi corta edad tengo muy en claro que lo seguiré siendo hasta el día que me muera.

Cada quien carga una batalla distinta y esa batalla nunca será algo que no puedas vencer. Todo lo que soy hoy se lo debo a mi padre que es mi promotor, por ayudarme en todo momento a salir adelante. Lo que dejo mi abuelo seguirá creciendo por muchos años más.


Espero haberte ayudado con una parte de mi testimonio de vida.


Rodrigo Antonio Seguí Ramírez Valenzuela



776 vistas